Solicita tu cita gratuita








    ObesidadCirugíaMedicina estética







    NoSi

    Disponible para financiaciones superiores a 1.000€








    PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL. Responsable del tratamiento: INSTITUTO OBES ALICANTE S.L. Finalidades o usos de los datos: Gestión de las solicitudes de información que se realizan a través de la página web o el correo electrónico. Legitimación: En base a las medidas precontractuales de envío de información que nos solicita así como su consentimiento que nos otorga al marcar la casilla check conforme al Artículo 6.1 a y b) del RGPD. Destinatarios de los datos: No existe ninguna cesión de datos prevista, salvo obligación legal. Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico. En las políticas de privacidad de la página web podrá ampliar está información.


    He leído y acepto la Política de privacidad


    Image module
    delimiter image

    Unidad de obesidad

    Método APOLLO

    El método Apollo consiste en conseguir la sensación de saciedad con mayor rapidez de lo habitual y con menor cantidad de alimentos gracias a una reducción de capacidad de un 40-50% del estómago mediante una plicatura o pliegue.

    Seguimiento nutricional, psicológico y deportivo

    Semanal durante 2 años
    delimiter image

    Solicita
    tu cita
    gratuita

    En BS Medical trabajamos para ofrecerte los mejores tratamientos avalados por la mejor tecnología del mercado.










      NoSi

      Disponible para financiaciones superiores a 1.000€








      PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL. Responsable del tratamiento: INSTITUTO OBES ALICANTE S.L. Finalidades o usos de los datos: Gestión de las solicitudes de información que se realizan a través de la página web o el correo electrónico. Legitimación: En base a las medidas precontractuales de envío de información que nos solicita así como su consentimiento que nos otorga al marcar la casilla check conforme al Artículo 6.1 a y b) del RGPD. Destinatarios de los datos: No existe ninguna cesión de datos prevista, salvo obligación legal. Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico. En las políticas de privacidad de la página web podrá ampliar está información.


      He leído y acepto la Política de privacidad


      Image module
      • Primera cita médica gratuita
      • Financiación hasta 60 meses
      • Cirujanos especializados en Obesidad con más de 20 años de experiencia
      • Atención al paciente 24h los 365 días del año
      • Más de 6.000 pacientes atendidos
      • Seguimiento SEMANAL durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo
      • Tiempo aproximado de la intervención: entre 50 y 80 minutos
      • Tipo de Anestesia: General
      • Tiempo de Hospitalización: de 24 a 48 horas
      • Recuperación: De 5 a 6 días
      • Mejor equipo de médicos especializado en Apollo en España

      FICHA TÉCNICA DEL MÉTODO POSE

      • Tiempo aproximado de la intervención: 40 minutos – 1 hora
      • Tipo de Anestesia: General
      • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
      • Recuperación: De 5 a 6 días
      • Teléfono de Urgencias disponible 24h
      • Realizamos el POSE con los mejores endoscopistas, formados para la técnica reforzada, con más de 1.000 casos de experiencia

      El método APOLLO es un tratamiento endoscópico para la obesidad que permite reducir la capacidad del estómago un 40 – 50% realizando una plicatura (pliegue). Gracias a la última tecnología, se consigue hacer una sutura interna en el estómago que hace que éste quede replegado sobre sí mismo de la misma forma en que queda al realizar una manga gástrica.

      El objetivo es limitar la capacidad del estómago para llegar antes a la sensación de saciedad con menor cantidad de comida. A partir de los 18 meses los puntos comienzan a deshacerse debido al ácido gástrico y el estómago comienza a recuperar su tamaño anterior al tratamiento. Por ello es tan importante esta saciedad, que facilita al paciente adoptar hábitos saludables en su vida diaria que constituyan una base para lograr el éxito del tratamiento.

      El método APOLLO generalmente está recomendado para:

      • Pacientes con un IMC de entre 30-42 que presenten un grado de obesidad 1.
      • Pacientes que necesiten perder entre 15 y 35 kg y que no hayan obtenido resultados previos con tratamientos no quirúrgicos.
      Pre-tratamiento:

      Los 4 días anteriores al tratamiento deberá consumir omeprazol en función de las recomendaciones de su médico para prevenir problemas en el estómago durante y después del tratamiento.

      Antes del tratamiento, se le realiza al paciente una exploración de la cavidad gástrica (endoscopia) para detectar posibles úlceras, gastritis o hernias.

      Los pacientes deben acudir en ayuno a la operación.

      Tratamiento

      El paciente debe acudir a la clínica sin maquillaje, pendientes ni objetos metálicos. Se aplica una anestesia general y por vía endoscópica se realiza una plicatura en el estómago uniendo la cara interna de éste mediante puntos con el fin de reducir su tamaño.

      El paciente despierta a las 2 horas tras finalizar la plicatura y comienza a levantarse y caminar. Transcurridas 4h comienza a ingerir líquidos para hidratarse.

      En unas 24h puede regresar a su casa y desde las 48h puede incorporarse a la vida social y laboral, según diga el médico.

      Recuperación

      Tras la intervención es normal que aparezcan algunas molestias leves como vómitos, náuseas o dolor abdominal que remiten normalmente a las 48h. Existe la posibilidad de que aparezca sangrado gástrico como consecuencia de los puntos en las primeras 24h. Para reducir estos posibles síntomas el médico puede recetarle omeprazol.

      Tras 48h ya puede incorporarse a la vida social y laboral pero no es recomendable la realización de actividades intensas o que impliquen levantamiento de pesas hasta pasadas 3 semanas. Tras incorporarse a su rutina habitual debe comenzar con paseos de 60 minutos para acostumbrar su cuerpo a la actividad.

      Comenzará con una dieta líquida durante los primeros días que introducirá alimentos de mayor consistencia progresivamente bajo supervisión y prescripción de su nutricionista.

      Tras 18 meses los puntos comienzan a romperse debido a la tensión producida por la ingesta de alimentos y el estómago vuelve a su tamaño previo, por ello debe haber una alta implicación del paciente en el cambio de hábitos saludables para no recuperar el peso perdido y continuar con la pérdida a largo plazo.

      Según un estudio publicado en la revista Endoscopy sobre este método, los pacientes que se sometieron a este tratamiento perdieron una media de 19,3 kg en los primeros 6 meses. Ninguno de los pacientes sufrió efectos adversos y todos recibieron el alta en menos de 24 horas. En España el estudio IMEO proporcionó resultados donde 55 pacientes perdieron una media de 19 kg en seis meses además de haber reducido considerablemente sus niveles de leptina en sangre.

      Tras la intervención es normal que aparezcan algunas molestias leves como vómitos, náuseas o dolor abdominal que remiten normalmente a las 48h.

      Existe la posibilidad de que aparezca sangrado gástrico como consecuencia de los puntos en las primeras 24h.

      Como el estómago une varias partes del mismo, existe un riesgo mínimo de que se produzca sobre crecimiento bacteriano, gastritis o similares que requieran tratamiento farmacológico, siempre bajo la supervisión de su médico.

      Resolvemos tus dudas

      Preguntas
      frecuentes

      La endoscopia no precisa de incisiones para realizar las acciones necesarias dentro del cuerpo del paciente por lo que no deja marcas ni cicatrices.  Como no precisa de puntos de sutura en el exterior facilita la rápida recuperación del paciente y que la hospitalización sea innecesaria o mínima. Los tratamientos endoscópicos se consideran menos invasivos pues no necesitan de la realización de aperturas que dañan múltiples capas de tejido corporal.

      Es la hormona responsable de generar la señal de saciedad en el cerebro. Su objetivo principal es inhibir la ingesta de alimentos e incrementar el gasto calórico para mantener constante el peso corporal.

      Las personas que padecen obesidad presentan niveles más altos de esta hormona debido a un mayor porcentaje de grasa corporal.  Debido a estos altos niveles, estas personas desarrollan la capacidad de resistencia a la señal que emite la hormona.

      Estudios han demostrado que tras aplicar el método APOLLO se redujeron considerablemente los niveles de leptina en sangre, lo que favorecía la capacidad del organismo de detectar la señal de saciedad.

      Este tratamiento es temporal. Aunque los materiales utilizados son de duración indefinida y capaz de resistir el ácido del estómago, la capacidad gástrica (el estómago) tiende a dilatarse progresivamente a medida que el paciente incrementa las cantidades de comida, deshaciendo los puntos debido a la tensión. Es necesario limitar el volumen de la ingesta de alimentos para mejorar la durabilidad del tratamiento.

      El paciente debe continuar con los hábitos y rutinas adquiridas en el proceso de pérdida de peso durante los 18 meses con los que ha contado con un estómago de menor tamaño.

      La pérdida de peso media es de 1kg a la semana. Durante el tratamiento los pacientes pierden entre 10 y 35 kg, depende de la persona. Algunos factores que pueden contribuir a mejorar los resultados son el compromiso con los especialistas en cuanto a nutrición, entrenamiento y psicología. Cuanto menos se fuerce el estómago intentando comer grandes cantidades, más durarán los puntos, por lo cual más tiempo contando con la ayuda de un estómago pequeño fácil de saciar.  Existe la posibilidad de que se recupere el peso perdido cuando se abran los puntos y el estómago vuelva a su tamaño normal si no se modifican sus costumbres de alimentación y sedentarismo. Por ello es tan importante la implicación del paciente con el tratamiento.

      Se recomienda esperar 3-4 semanas antes de iniciar actividades intensas o que impliquen levantamiento de peso. Por ello debe comenzar con paseos ligeros de 60 minutos al menos 3 veces por semana.

      Los ejercicios deben ser progresivos. Cuando su médico le indique que se ha recuperado totalmente de los puntos, su entrenador físico introducirá nuevos ejercicios que permitan mejorar su rendimiento físico. Cuando su entrenador considere que tiene un buen rendimiento comenzará con ejercicios de una mayor intensidad muscular combinando ejercicios de tonificación con los de gasto calórico (cardiovascular). Un ejemplo sería combinar un entrenamiento leve de pesas con clases de zumba o spinning. O combinar clases de elíptica con clases de tonificación (GAP, Pilates, yoga, como ejemplo.). Se debe priorizar el ejercicio cardiovascular para maximizar la pérdida de peso.

      El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina semanal. Lo mejor es realizar sesiones de 45 minutos, cinco veces a la semana. Pero para mejorar los resultados físicos y obtener el peso deseado es suficiente realizar sesiones de 60 minutos tres veces a la semana.

      Sólo pueden realizar ejercicios de bajo impacto con el seguimiento de un entrenador personal, Si acude a su propio gimnasio los entrenadores personales de la clínica pueden ponerse en contacto con su entrenador habitual para seguir las recomendaciones y pautas básicas para no dañar el balón.

      Es recomendable, para lograr el éxito del tratamiento, mantener una vida activa y comenzar a implantar nuevos hábitos, la liberación de feromonas estimula sensación de bienestar en el paciente.

      Tras la intervención es normal que aparezcan algunas molestias leves como vómitos, náuseas o dolor abdominal que remiten normalmente a las 48h.

      Existe la posibilidad de que aparezca sangrado gástrico como consecuencia de los puntos en las primeras 24h.

      Como el estómago une varias partes del mismo existe un riesgo mínimo de que se produzca sobre crecimiento bacteriano, gastricis y similares que requieran tratamiento farmacológico siempre bajo la supervisión de tu médico.

      La medida orientativa es de un plato de postre o medio plato llano. Esto varía en función del paciente y de los alimentos que está consumiendo, por ello es muy importante seguir las indicaciones de tu nutricionista y optimizar las comidas para sentirte saciado pero con el aporte nutricional necesario.

      Los materiales utilizados son de duración indefinida y capaz de resistir el ácido del estómago, pero la capacidad gástrica (el estómago) tiende a dilatarse progresivamente a medida que el paciente incrementa las cantidades de comida y con ello  a deshacer los puntos. Por ello es  necesario limitar el volumen de la ingesta de alimentos para mejorar la durabilidad del tratamiento.

      Técnica médica indolora, implica una sedación leve para evitar molestias, que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal.

      Al igual que otros tratamientos de reducción de estómago debe mantenerse una dieta progresiva y equilibrada supervisada por un nutricionista.

      Tras la colocación de los puntos se mantiene una dieta líquida durante 1 o dos semanas para facilitar la recuperación del estómago. Esta dieta incluye alimentos como: leche, yogures, sopa, zumos, etc.

      Tras recuperarse de la intervención y adaptarse a los puntos, comienzan a introducirse alimentos de consistencias blandas o trituradas. Algunos ejemplos son: quesos blandos (contenido graso inferior al 30%), purés, compotas, jamón, atún en lata, legumbres cocidas, papilla, etc.

      Por último se introducen alimentos “normales” progresivamente. Se recomienda introducir: pescado, ternera, arroz, pollo, verduras cocidas, pasta, etc.

      El paciente debe mantener unos criterios en su alimentación tras el método APOLLO que irá asumiendo  gracias al apoyo de un nutricionista. Debe ser una dieta equilibrada y saludable, restringida en calorías, fraccionada en 6 comidas, elevada cantidad de proteínas, asegurar la buena hidratación.

      Algunas pautas comunes entre los pacientes es el empleo de cocinas ligeras, evitar dulces y bollerías, restringir consumo de alcohol y el consumo libre de proteínas bajas en grasa  y verduras.

      BS Medical dispone de  servicio de atención 24h para consultas sobre qué alimentos puede ingerir antes, durante y después del tratamiento.

      Quizás te interese

      Tratamientos
      relacionados

      Abrir chat
      ¿Necesitas más información?
      BS Medical
      ¡Hola! Estás viendo información sobre Método APOLLO. Puedes enviarnos un WhatsApp si necesitas ampliar información :)