Guía Completa sobre la Mama Tuberosa – Bs Medical

Guía completa sobre la mama tuberosa: causas y soluciones

Entre las diferentes cirugías mamarias que existen, el procedimiento para solucionar la mama tuberosa es una de ellas, pero también de los más satisfactorios en cuanto a sus resultados. Por lo que en BS Medical vamos a darte una guía completa sobre este tipo de alteraciones, sus causas y soluciones.

El desarrollo de los pechos de la mujer es impulsado por las hormonas y comienza entre los 7 y los 14 años de edad. El problema surge cuando en algunos casos la producción de estas hormonas se ve alterada, por lo que crecen con deformaciones.

Si quieres conocer cuál es el nombre de este tipo de problema y lo que puedes hacer al respecto, sigue leyendo que vamos a contarte todo lo que debes saber.  

¿Qué es la mama tuberosa?

La mama tuberosa, también conocida como mamas tubulares o constricted breasts, es una condición mamaria poco común, pero que puede afectar significativamente la forma y apariencia de los senos.

Se caracteriza por un desarrollo anormal durante la adolescencia, lo que resulta en una forma cónica o tubular de los senos. Esta condición puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero es más común en mujeres.

Tipos y grados de mamas tuberosas

Existen diferentes tipos y grado de mamas tuberosas:

  1. Tipo I: Se caracteriza por una base más estrecha y un surco submamario elevado. La areola puede estar levemente agrandada.
  2. Tipo II: Además de las características del Tipo I, este tipo puede presentar una mayor asimetría mamaria.
  3. Tipo III: Este tipo muestra todas las características del Tipo II con la adición de una herniación más pronunciada del tejido mamario.

Comprender los diferentes tipos y grados de mamas tuberosas es crucial para determinar las opciones de tratamiento más adecuadas.

Características de las mamas tuberosas

Las características típicas de las mamas tuberosas incluyen:

  • Base estrecha: Las mamas tuberosas suelen tener una base más estrecha en comparación con su proyección.
  • Surco submamario elevado: El surco bajo el pecho puede estar más elevado, dando la apariencia de un polo inferior corto.
  • Aureolas agrandadas: En algunos casos, las areolas pueden estar agrandadas o estiradas debido a la falta de desarrollo mamario.

Recuerda que, si te preocupa la apariencia de tus mamas o crees que puedes tener mamas tuberosas, es recomendable consultar con un cirujano plástico o un especialista en salud mamaria para obtener una evaluación y orientación personalizadas.

¿Cómo saber si tienes mamas tuberosas?

Si te preguntas si tienes mamas tuberosas, hay algunos signos y observaciones que puedes hacer para determinar la posibilidad de esta condición.

Observa la forma y simetría

Las mamas tuberosas suelen tener una base más estrecha en comparación con la proyección de los senos. Además, la posición del surco bajo el pecho puede estar más elevada, lo que da la apariencia de un polo inferior corto.

La asimetría mamaria puede ser más evidente en mamas tuberosas. Por lo que debes comparar la forma y tamaño de ambos senos para detectar cualquier discrepancia significativa.

Cambios en la areola y el pezón

Las areolas en mamas tuberosas pueden estar agrandadas o estiradas debido a la falta de desarrollo mamario. Asimismo, puede haber una herniación más pronunciada del tejido mamario en algunos casos de mamas tuberosas.

La posición del pezón también puede estar más baja, por lo que es relevante examinar su altura y posición en relación con el centro de tus senos.

Causas y factores del problema

La mama tuberosa es una condición que puede atribuirse a diversas causas y factores. Comprender estos elementos es fundamental para abordar el problema de manera integral.

Factores genéticos

La predisposición genética juega un papel importante en el desarrollo de las mamas tuberosas. Si hay antecedentes familiares de esta condición, es más probable que se transmita a través de generaciones.

Algunas mutaciones genéticas también pueden influir en el desarrollo anormal de los senos. Las mismas, pueden afectar los patrones de crecimiento y la forma de los senos durante la pubertad.

Desarrollo anormal de la mama en la pubertad

Durante la pubertad, los cambios hormonales desempeñan un papel crucial en el desarrollo mamario. En casos de mamas tuberosas, puede haber desequilibrios hormonales que afectan negativamente la formación normal de los senos.

Por otro lado, los factores ambientales o condiciones específicas durante la pubertad igualmente pueden contribuir al desarrollo anormal de las mamas. Esto puede incluir cambios en la nutrición, la salud general o exposiciones ambientales.

Tratamientos y soluciones para la mama tuberosa

La mama tuberosa es una condición mamaria que puede abordarse mediante diversas opciones de tratamiento.

Cirugías de mama tuberosa

Las cirugías son la primera opción para la corrección de este tipo de problema, por lo que existen diferentes procedimientos como:

  • Mastopexia: También conocida como levantamiento de senos, la mastopexia puede ser parte del tratamiento para mamas tuberosas. Este procedimiento busca corregir la posición del pezón y mejorar la forma de los senos al eliminar el exceso de piel.
  • Colocación de Implantes Mamarios: En algunos casos, se pueden utilizar implantes mamarios para mejorar el volumen y la forma de los senos tuberosos. Esto puede combinarse con otros procedimientos para lograr resultados más completos.
  • Corrección del Surco Submamario: Para corregir el surco submamario elevado característico de las mamas tuberosas, se puede realizar una corrección quirúrgica o mamoplastia.

Solución sin cirugía para mama tuberosa

En el caso de que no se necesite cirugía o la paciente no desea someterse a la misma, también existen opciones como:

  • Tratamientos con Relleno Dérmico: En algunos casos menos severos, se pueden utilizar rellenos dérmicos para mejorar la apariencia de las mamas tuberosas sin recurrir a la cirugía. Estos rellenos pueden proporcionar un aumento temporal del volumen.
  • Terapia Hormonal: En situaciones donde se sospecha que desequilibrios hormonales contribuyen a la mama tuberosa, la terapia hormonal puede ser una opción. Este enfoque busca equilibrar las hormonas para promover un desarrollo mamario más normal.

Es fundamental que cualquier tratamiento o solución sea personalizado según las necesidades y características específicas de cada paciente.

Consejos para el tratamiento y la recuperación

El proceso de tratamiento y recuperación después de abordar la mama tuberosa es crucial para lograr resultados satisfactorios:

  • Consulta Profesional: Busca la orientación de un cirujano plástico especializado en mamas tuberosas. Una consulta detallada te ayudará a comprender las opciones de tratamiento disponibles y establecer expectativas realistas.
  • Comprende el Proceso: Antes de someterte a cualquier procedimiento, asegúrate de comprender completamente los detalles del tratamiento, los posibles riesgos y los resultados esperados. Pregunta todas tus dudas durante las consultas médicas.
  • Prepara tu Hogar: Antes de la cirugía, prepara tu hogar para facilitar la recuperación. Asegúrate de tener todo lo necesario a tu alcance, como almohadas adicionales, alimentos saludables y artículos de cuidado personal.
  • Sigue las Instrucciones Postoperatorias: Después de la cirugía, sigue al pie de la letra las instrucciones proporcionadas por tu cirujano plástico. Esto puede incluir pautas sobre el cuidado de las incisiones, medicamentos recetados y limitaciones de actividad física.
  • Controla la Inflamación: Aplica compresas frías según las indicaciones del cirujano para controlar la hinchazón y aliviar molestias. Evita la aplicación de hielo directo sobre la piel y sigue las recomendaciones específicas.
  • Descansa y Recupérate: Dedicar tiempo adecuado al descanso es esencial para una recuperación exitosa. Evita actividades extenuantes y permite que tu cuerpo se recupere gradualmente.
  • Programa Revisiones de Seguimiento: Programa y asiste a todas las citas de seguimiento programadas con tu cirujano plástico. Estas revisiones son fundamentales para evaluar la progresión de la recuperación y abordar cualquier inquietud o pregunta.
  • Mantén una Comunicación Abierta: Comunica cualquier síntoma inusual o preocupación a tu equipo médico. Una comunicación abierta facilitará ajustes en el plan de recuperación si es necesario.

Recuerda que cada paciente es único, y los tiempos de recuperación pueden variar. Siguiendo cuidadosamente las indicaciones médicas, podrás disfrutar de los resultados positivos de tu tratamiento para la mama tuberosa.

Si quieres leer más sobre temas como este, echa un vistazo también a ¿Cuál es el mejor momento para realizarse un aumento de pecho?

Ahora que ya conoces nuestra guía sobre la mama tuberosa, ¿te quedan dudas? Si es así, puedes consultar a nuestros especialistas, en Bs Medical te ayudamos a cuidar de tu bienestar a esta o cualquier situación que pueda afectar tu apariencia física o tu salud. ¡Contáctanos ahora!

bsmdcl

Dejar una respuesta