Solicita tu cita gratuita








    ObesidadCirugíaMedicina estética







    NoSi

    Disponible para financiaciones superiores a 1.000€








    PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL. Responsable del tratamiento: INSTITUTO OBES ALICANTE S.L. Finalidades o usos de los datos: Gestión de las solicitudes de información que se realizan a través de la página web o el correo electrónico. Legitimación: En base a las medidas precontractuales de envío de información que nos solicita así como su consentimiento que nos otorga al marcar la casilla check conforme al Artículo 6.1 a y b) del RGPD. Destinatarios de los datos: No existe ninguna cesión de datos prevista, salvo obligación legal. Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico. En las políticas de privacidad de la página web podrá ampliar está información.


    He leído y acepto la Política de privacidad


    Resultados en BS Medical

    CASOS REALES EN BS MEDICAL

    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image
    Image

    Este tratamiento está recomendado para:

    • Aquellas mujeres con un volumen de pecho insatisfactorio o que hayan sufrido una pérdida de volumen tras una elevada pérdida de peso o un embarazo, que tengan tamaños de senos diferentes con efecto asimétrico o mujeres que deseen reconstruirse los senos tras un cáncer de mama.
    • Primer paso en la reasignación de sexo de hombre en mujer.

    Es importante resaltar que si sus senos están excesivamente caídos un aumento de pecho no es suficiente para corregir este problema, es necesario en muchas ocasiones realizar un levantamiento de pecho que puede realizarse en la misma intervención o en otra aparte dependiendo del paciente.

    Es una de las cirugías estéticas más realizadas en España debido a su evolución que actualmente ha demostrado su efectividad y mínima aparición de complicaciones. Consiste en una cirugía principalmente estética con el objetivo de mejorar el tamaño, forma y textura de los senos. Se realiza una implantación de una prótesis de mama, rellena de silicona en gel, además de realizar pequeñas modificaciones para corregir la forma o pequeñas deformaciones.

    Se realiza bajo anestesia general, mediante pequeñas incisiones donde se introducen las prótesis elegidas en la zona pactada con el cirujano, se cierran las incisiones y se finaliza la operación. Tanto la vía de introducción como la situación de las prótesis dependen de la valoración de cada caso, preferencias y experiencia del cirujano.

    Debe recordar que los implantes mamarios no están diseñados para durar toda la vida por lo que a largo plazo puede necesitar una o más intervenciones para retirarlos, cambiarlos o corregirlos.

    Pre-tratamiento:

    Debe acudir a la clínica a realizar un examen médico para determinar viabilidad del tratamiento.

    Es importante que consulte con su médico si se encuentra consumiendo medicamentos que puedan poner en riesgo el tratamiento como aspirinas, antiinflamatorios y suplementos herbales.

    Se realiza una mamografía antes y después de la intervención para detectar posibles cambios de tejido.

    No es recomendable fumar 1 mes antes de la operación ni tampoco el consumo del alcohol pues pueden aumentar los riesgos asociados a la operación y dañar la calidad de los implantes.

    Tratamiento

    Se suministra anestesia general al paciente para iniciar la intervención y empieza por las incisiones necesarias para el implante. Estas incisiones se realizan en zonas discretas para minimizar la formación de cicatrices visibles.

    Después se introducen los implantes, estos pueden situarse en la mama a varios niveles dependiendo de las indicaciones de su especialista y teniendo en cuenta su anatomía, actividad física, rutina, etc.

    Se cierran las incisiones con suturas en capas en la zona donde hay tejido mamario y suturas adhesivas o de cinta quirúrgica en la piel.

    Recuperación

    Tras la operación debe permanecer en la clínica una noche para reducir el riesgo de complicaciones y pasadas 48 horas debe regresar a la clínica para retirarse el vendaje y revisar el estado de las suturas. Los primeros días, la zona del busto estará un poco inflamada y puede notar ciertas molestias similares a las agujetas.

    Pasada la primera semana se retiran los puntos y puede incorporarse con normalidad a la vida social y laboral.

    Es recomendable el primer mes utilizar sujetadores deportivos o sin aros para facilitar la recuperación y dormir boca arriba ligeramente incorporada sobre una almohada. Debe evitar el consumo de tabaco y alcohol durante este periodo de recuperación. Tras un mes de recuperación ya puede comenzar a introducir ejercicios físicos en su rutina de manera progresiva.

    En 12 meses la cicatriz está totalmente curada y es casi imperceptible.

    Los primeros resultados son visibles desde el primer momento que se quita el vendaje, aunque cuando disminuya la inflamación (pasados unos 3 meses), es cuando se pueden observar los resultados realistas que se mantendrán a largo plazo.

    Tipos de prótesis mamarias

    Según la forma

    Image module
    Prótesis
    Anatómica

    Con base redonda u ovalada, pero con proyección en forma de gota de agua, para simular mejor el pecho natural de la mujer. El punto de máxima proyección se encuentra en torno al 40% del implante, lo que quiere decir que la mayor cantidad de gel estará en la parte que queda en el polo inferior de la mama.

    Image module
    Prótesis
    Redonda

    Como su nombre indica, de base redonda, con el punto de máxima proyección justo en la mitad del implante. El gel se reparte simétricamente por toda la superficie, con una forma redondeada y uniforme. El volumen que proporcionamos es igual en el polo superior e inferior.

    Colocación de la prótesis

    La colocación depende de cada paciente

    El implante se coloca detrás del músculo, detrás de la glándula o de manera subfascial (plano subglandular más profundo)

    El plano submuscular es el más empleado. El implante se coloca detrás del músculo pectoral, para que esté más protegido. Con ello se consigue camuflar la presencia de la prótesis y se suavizan los contornos de la mama, consiguiendo un resultado más armónico y natural.

    El plano subglandular es la técnica en la que el implante se sitúa detrás de la glándula mamaria por delante del músculo pectoral. Es una técnica reservada para pacientes que cuentan con un panículo adiposo y una glándula mamaria gruesa que permiten dejar el implante bien cubierto sin necesidad de utilizar el músculo.

    El plano subfascial es una variación de la subglandular, pero en este caso se despega la fascia del pectoral que se añade como cobertura entre el implante y la glándula.

    Image module
    Plano
    Subglandular
    Image module
    Plano
    Subfascial
    Image module
    Plano
    Submuscular
    delimiter image

    Solicita tu cita
    Gratuita

    Rellena el siguiente formulario y te llamaremos para fijar una cita para tu consulta

    Image
    Image
    Image









      PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL. Responsable del tratamiento: INSTITUTO OBES ALICANTE S.L. Finalidades o usos de los datos: Gestión de las solicitudes de información que se realizan a través de la página web o el correo electrónico. Legitimación: En base a las medidas precontractuales de envío de información que nos solicita así como su consentimiento que nos otorga al marcar la casilla check conforme al Artículo 6.1 a y b) del RGPD. Destinatarios de los datos: No existe ninguna cesión de datos prevista, salvo obligación legal. Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico. En las políticas de privacidad de la página web podrá ampliar está información.


      He leído y acepto la Política de privacidad


      Resolvemos tus dudas

      Preguntas
      frecuentes

      El resultado final del aumento de pecho se ve tras el paso de 6 meses aproximadamente desde que se ha realizado la intervención.

      En cuanto a forma, existen prótesis redondas, ergonómicas y anatómicas.

      En cuanto a la textura, pueden ser lisas, texturizadas, o nanotexturizadas.

      Por último, en cuanto al peso pueden ser ligeras o tradicionales. Las ligeras son un 30% más livianas que las prótesis de silicona tradicional.

      En BS Medical trabajamos con primeras marcas para garantizar el resultado óptimo y la máxima calidad de resultados teniendo nuestros implantes una de duración de hasta 20 años aunque se ha observado el caso de implantes que han llegado a durar hasta 25 años.

      Esta necesidad de ser reemplazados se debe al desgaste del material, técnicamente no puede romperse por golpes o presión pero si puede darse una rotura en casos de accidentes graves.

      La inflamación del busto no dura más de tres meses aunque los cambios en los tejidos pueden alargarse hasta un año. Esta recuperación se acelera en pacientes con mamas más vacías o caídas tras embarazos o cambios de peso.

      La pérdida de volumen no es real, el motivo por él puede menguar el tamaño de las glándulas mamarias cuando desaparece la inflamación es que se da un cambio en la distribución o forma.

      Pasados 2 días se retira el vendaje y los primeros resultados del aumento de pecho son visibles aunque se ve inflamado y poco definido. Después de 1 o 2 semanas aún no se puede observar el resultado final ya que solemos observar un polo superior muy lleno, dando sensación en los implantes anatómicos de tener una forma más redondeada. Toda la zona alrededor del pecho se encuentra inflamada mientras que la zona areolar y el polo inferior se ven tensos o constreñidos debido a que el músculo pectoral se encuentra tenso por la presencia de la prótesis. Es importante recordar que este no es el resultado final de la apariencia que tendrás, pasadas varias semanas bajará la inflamación, el pectoral se relajará y podrán verse los primeros resultados reales.

      Tras la intervención debe espera una semana para volver a su rutina habitual aunque el ejercicio físico debe esperar un poco más de tiempo, 2 o 3 semanas, dependiendo de las valoraciones de su médico.

      Debe comenzar a introducir ejercicios de manera progresiva empezando por estiramientos leves, normalmente se recomienda la práctica de yoga o pilates en esta fase.

      A partir de la tercera o cuarta semana ya puede comenzar el levantamiento de peso progresivo y actividades que requieran movimientos musculares de mayor amplitud. Comienzan a introducirse deportes de intensidad leve o moderada como bicicletas estáticas y ejercicios de pierna y abdomen.

      Pasado el primer mes ya empieza a estar recuperado y puede comenzar el ejercicio físico más exigente, siempre con un sujetador deportivo adecuado, como running, step, zumba, byjump, etc.

      Tras dos meses de recuperación ya puede comenzar a realizar ejercicios que requieran más grupos musculares y exigencia física como tenis, pádel, fútbol, baloncesto, natación, etc.

      La natación es un deporte que debe valorar su médico el volver a retomar pasado el plazo indicado ya que puede suponer complicaciones en el proceso de cicatrización.

      Los deportes de contacto no suponen un problema una vez recuperado el busto de las cicatrices de la operación ya que los implantes no se pueden dañar por recibir golpes.

      Las sesiones de musculación y fitness deben aplazarse entre 4 y 5 semanas tras la operación y deben tener en cuenta las recomendaciones de su médico especialista para evitar roturas o desplazamientos de las prótesis. Normalmente para los pacientes que practican estos deportes con regularidad se aconsejan los implantes subfasciales o subglandulares.

      El embarazo y la lactancia provocan alteraciones en el tejido mamario que no afectarán a las mamas de una mujer tenga o no implantes. Los cambios más frecuentes y comentados son la perdida de firmeza, altura, elasticidad, aparición de estrías, etc. Una manera de favorecer la recuperación de los pechos tras el embarazo es intentar mantener la piel hidratada pues tienen tendencia a hincharse y al desinflamarse comienzan a caerse y a aparecer las estrías.

      Hay que esperar entre 3 y 6 meses desde que se ha finalizado la lactancia para comenzar a plantearse una operación de aumento de pecho para asegurar así que no queda posibilidad de que las glándulas vuelvan a iniciar este proceso.

      La colocación de implantes bien realizada no debe interferir en los conductos responsables de la lactancia que llevan la leche al pezón. Los implantes normalmente se colocan debajo del musculo y de las glándulas mamarias por lo que no debe existir riesgo, aunque puede haber una mayor dificultar para producir leche en el caso de implantes subglandulares debido al contacto con las glándulas mamarias. Tampoco debe haber complicaciones por el tipo de vías utilizadas para introducir los implantes, aunque existe un mayor riesgo en las incisiones de las areolas.

      Cabe destacar que los implantes pueden hacer que las mujeres sientan más dolor cuando los pechos se encuentran llenos de leche debido a la falta de espacio. Una manera de reducir este dolor es dar de mamar con mayor frecuencia.

      Si tienes previsto quedarte embarazada en un plazo de hasta dos años desde la actualidad sería recomendable esperar hasta después de dar a luz para someterte a un aumento de pecho ya que el embarazo y la lactancia pueden afectar a su resultado. Además, esta operación se plantea también como una vía para corregir los efectos negativos del embarazo en los senos.

      Si no tiene planeado ser madre a corto plazo puede realizarse la operación para empezar a disfrutar de sus ventajas ganando en confianza y sintiéndote bien contigo misma.

      Se recomienda esperar un año tras la intervención que es la media que tarda el cuerpo en adaptarse perfectamente a una prótesis o agente externo.

      No es una emergencia médica que presente síntomas claros, por ello es muy importante mantener controles periódicos para intervenir lo antes posible y poder reemplazarlo o extraerlo.

      Debe realizarse una resonancia magnética pasados tres años desde el aumento mamario para detectar rupturas silenciosas de las prótesis, esta recomendación viene de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU (FDA). También recomienda realizarse resonancias cada 2 años desde la primera para asegurar la calidad de los implantes.

      La mastitis se da cuando se inflaman los conductos mamarios y la leche no fluye, puede darse en todo tipo de mujeres tengan implantes o no. Esta mastitis puede derivar en una infección pero no es causado por la presencia de las prótesis mamarias.

      Testimonios

      Nuestros pacientes
      hablan

      ¡Aquí os mostramos algunas de las opiniones para que tengáis una referencia sobre nuestro trabajo!

      Tu opinión es muy importante para nosotros. Porque nos gusta cuidarte y mimarte. ¡Muchísimas gracias por tu valoración!

      Belén Vidal

      Yo me operé hace 2 años de un aumento de pecho y estoy encantada, un 10 como clínica, tanto el personal médico como Directivo han estado siempre pendientes, sigo haciéndome Ttos. estéticos tanto faciales como corporales, lo recomiendo 100%.
      Fuente: Google

      Patricia Carbonell

      Realmente una clínica de confianza. Asegurada la calidad de servicio y el buen trabajo de los profesionales que te atienden de forma impecable. Te explican bien claro los procedimientos y respetan tus decisiones. He quedado encantada las dos veces que he acudido y, desde luego, volveré.
      Fuente: Google

      Doctor David González Sosa

      El especialista

      Image module

      «Un profesional experto y una gran persona. Exquisito en el trato, atento a los detalles y con un gran sentido estético.»

      El Doctor David González Sosa es especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora . Complementó su especialidad con formación en prestigiosos Centros internacionales de Cirugía Estética, a la que se dedica desde hace ya más de 10 años.

      Realiza los tratamientos más novedosos y menos invasivos, destacando en Cirugía mamaria, Liposucción y Cirugía estética facial: como Rinoplastia, Blefaroplastia y Lifting. Recientemente ha trabajado en varios hospitales nacionales e internacionales de prestigio y actualmente desempeña su actividad en el Hospital Fontana junto a un equipo altamente cualificado.

      Image module
      delimiter image

      Quizás te interese

      Tratamientos
      corporales